Atenea pallas y el centauro – Sandro Botticelli

Atenea pallas y el centauro   Sandro Botticelli

La pintura “Pallas Athena y Centauro” o “Minerva y Centauro” fue escrita por Giovanni Pierfrancesco de Medici y se ubicó en Villa Castello junto con “Primavera” y “El nacimiento de Venus”.

Al principio de la imagen se vio una alegoría política dedicada a la comprensión y el arte de Lorenzo el Magnífico en asuntos de diplomacia. Se creía que Pallas personificaba la victoria de los Medici sobre los conspiradores o el éxito en contrarrestar los planes agresivos del rey napolitano. La base para tal interpretación era los emblemas

médicos con los que se bordaba la túnica de la diosa.

Sin embargo, no hay otra evidencia para esta hipótesis. En la segunda mitad del siglo XV, no había ninguna tradición para escribir alegorías políticas de este tipo. Es más legítimo ver la dirección moral en la alegoría.

En el fondo de su idea está Ficino sobre la dualidad de la naturaleza humana, que une en sí misma el principio animal, conectado con la vida del cuerpo y la esfera del espíritu y la inteligencia, esforzándose para alcanzar la sabiduría celestial. Y solo la gracia divina te permite vencer los tormentos del alma, languideciendo en las cadenas del cuerpo.

Al representar a un centauro, el artista utilizó un antiguo prototipo específico, la figura del sarcófago, que ahora se conserva en el Museo del Vaticano. Al mismo tiempo, la imagen se distingue de los monumentos antiguos por el hecho de que el artista no representó la batalla física entre Minerva y el centauro, la “centauromía”, sino la “psicomaquia”.

El centauro encarna en Botticelli un compuesto en un hombre de base y alto. El arco y las flechas en sus manos apuntan a pasiones de animales, pero el artista le dio al rostro del centauro una expresión de profundo sufrimiento inherente a los santos en sus pinturas.

En lugar de Atenea, la guerrera Pallada, que desde la antigüedad antigua solía representarse con un casco, armadura y escudo, con la cabeza de Medusa Gorgon, Botticelli retrató “Minerva-pacific”, cuyos atributos, la rama de la lanza y el ciruelo, simbolizan la virtud. En la interpretación de Pallas, Botticelli también sigue un patrón clásico, pero en esta figura hay una similitud con un santo cristiano.

Los tonos neoplatónicos también se encuentran en un paisaje formado por rocas sombrías y encantadoras distancias.

Hay una serie de interpretaciones alegóricas de esta obra. Vio la victoria de Lorenzo el Magnífico sobre Nápoles, la victoria de los Medici sobre Pazzi, la combinación de pasión y sabiduría en Lorenzo. Hay una interpretación más amplia de esto como la victoria de la sabiduría sobre las pasiones, que se discutió en el círculo de los Medici. Se propuso y se entendió la imagen como una victoria general de las fuerzas del mundo sobre las fuerzas de destrucción.

En este caso, su contenido es cercano al contenido de la pintura “Venus y Marte”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...