Descansa en el vuelo a Egipto – David Gerard

Descansa en el vuelo a Egipto   David Gerard

La recreación del Prado en Egipto, almacenada en el Prado, muestra a la Virgen María alimentando al infante en el contexto del bosque. La naturaleza de Gerard David pierde las propiedades cósmicas supernumerarias inherentes a los paisajes de sus predecesores. Introduce al espectador en una espesura real del bosque, bajo las ramas de los árboles.

La figura de la Virgen María en el centro de la composición está escrita en una gama de colores fríos inherente a la obra de David. Parece una silueta sobre el fondo de piedras ocres, en la que se sentó a descansar. Ojos semicerrados

encantadores, nariz fina definida, labios suaves e infantiles hinchados.

La cara de Madonna es tranquila, está inmersa en sus pensamientos difíciles. Madonna Gerard David es una madre muy joven, casi una niña. Su suave cabello rojizo envuelve la capa de un velo transparente. Con una mano sostiene al bebé, con el mismo vestido transparente, la otra sostiene el pecho, que alimenta al niño. Las manos están bellamente escritas y asombran con su belleza.

Cerca de la Virgen en las piedras hay una modesta canasta de mimbre. Detrás de su espalda hay un bosque en el que se mueven los viajeros. Pueden reconocer a los mismos personajes: la Virgen María y el Niño, así como José, que huyen a Egipto.

La inclusión en la composición de una imagen de episodios relacionados con el tema principal es una técnica común del arte del Renacimiento del Norte. El maestro escribe amorosamente el paisaje, sin olvidar ni el guijarro que está a los pies de Madonna, ni el aburrido, que apenas atraviesa el suelo pedregoso. Admira los bloques de arenisca sobre los que se sienta María, la rugosidad de los troncos de los árboles y el cielo azul.

La coloración de la imagen es brillante, brillante. Su superficie brilla como el esmalte. Todo habla del dominio virtuoso del artista, plenamente revelado en esta imagen.

La pintura se hizo al atardecer del arte de David, cuando el arte holandés estaba muy influenciado por la pintura italiana. Al parecer, debido a esto, la composición de la obra es piramidal. En general, el “Descanso en la huida a Egipto” de Gerard David está lleno de un sentimiento de profunda pacificación y profundidad en sí mismo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)