Retrato del rey Felipe III – Diego Velásquez

Retrato del rey Felipe III   Diego Velásquez

Pintura del artista español Diego Velázquez “Retrato del rey Felipe III”. Tamaño del retrato 305 x 320 cm, óleo sobre lienzo. El pintor Velázquez creó un retrato póstumo del difunto padre del monarca español vivo Felipe IV.

Felipe III de Habsburgo, rey de España y Portugal desde 1598, hijo de Felipe II de Habsburgo y su cuarta esposa Ana de Austria. Ya en la adolescencia, la debilidad del infante Felipe y la incapacidad para gobernar el estado se hicieron evidentes; Mucho más que Felipe III estaba interesado en los festivales de caza y corte, que se combinaba

con una profunda religiosidad.

La era del rey Felipe III fue un período de comprensión por las mejores mentes de la nación española del pasado y presente de su país, el período de la Edad de Oro de la cultura española, el tiempo de Cervantes y Lope de Vega. A principios del siglo XVII, el declive económico de España se convirtió en una realidad indudable.

Se requerían reformas socioeconómicas y políticas urgentes, pero el gobierno del favorito Felipe III del Duque de Lerma no hizo prácticamente nada al respecto. Al mismo tiempo, la burocracia, el soborno y la malversación tomaron una escala sin precedentes.

Perezoso, ignorante y supersticioso, el rey Felipe III se rodeó de ministros incompetentes que solo pensaron en su enriquecimiento a costa del tesoro y de la gente; la gente se hizo pobre debido a la mala administración y la extorsión de los funcionarios fiscales, y la corte real fue enterrada en un lujo insano.

En los Países Bajos, en los primeros años del siglo XVII, el comandante español Ambrosio Spinola logró importantes victorias sobre los holandeses, pero una falta fatal de dinero arruinó estos éxitos y obligó a los españoles a concluir una tregua de doce años en 1609, de hecho, reconociendo la independencia de las provincias del norte de los Países Bajos que se habían separado de España. De lo contrario, al final del reinado de Felipe III, España conservó vastas posesiones en el Viejo y Nuevo Mundo y las ambiciones imperiales. Sin embargo, la fundación económica del imperio español fue destruida irreparablemente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...