Orando por la copa (Cristo en el jardín de Getsemaní) – Paul Gauguin

Orando por la copa (Cristo en el jardín de Getsemaní)   Paul Gauguin

Durante la vida de Paul Gauguin, muchos escándalos lo rodearon a él y sus lienzos, y uno de ellos estaba relacionado con la obra “Cristo en el jardín de Getsemaní”, escrita en 1889.

Esta historia atrajo a muchos artistas a lo largo de la historia de la pintura. Durer, Ge, Polenov, Dore, Kramskoy, Vrubel, Bernard y muchos otros han trabajado en su patrimonio creativo con ese nombre. Pero nadie se atrevió a retratarse a sí mismo a la imagen de Cristo.

A principios de 1889, el pintor estaba apasionadamente interesado en estudiar la Biblia, como resultado de lo

cual aparecieron cuatro lienzos que representan a Gauguin en la imagen de Jesús. El lienzo presentado es una de las obras más vívidas y famosas. Gracias a la carta conservada de Gauguin a Schuffenecker, se sabe que para el pintor mismo esta obra fue de tremenda importancia.

El maestro trató de representar el dolor de los desiertos, ya sea un hombre o un dios. Ante el ídolo derrocado se leen los sufrimientos. Abandonado por sus discípulos y seguidores, inclinó trágicamente la cabeza.

Gauguin transmitió sus pensamientos oscuros y su alma triste a través del fondo: oscuro, oscuro y misterioso.

Los colores elegidos por Gauguin son sombríos: el color azul y verde se ve aún más oscuro sobre el fondo de una paleta brillante que representa la cara de Cristo Gauguin. El clímax de la imagen es una diagonal: el espectador mira, sin saberlo, desde el rostro oscuro de Jesús hasta las pequeñas figuras que se alejan de él.

Se sabe que Gauguin le escribió a Van Gogh sobre esta foto, que en ese momento estaba gravemente enferma y que estaba en el refugio de San Remy. Al mismo tiempo, el propio Gauguin comprendió qué tipo de reacción podría causar una imagen dada y más de una vez señaló que no estaba destinado a la vista del público. “Lo guardaré para mí”, dijo el pintor.

Hoy, los críticos de arte notan que “Cristo en el jardín de Getsemaní” fue el lienzo, donde se lee con mayor claridad el motivo de la soledad, que aparece de vez en cuando en todo el trabajo de Gauguin.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)