Madonna en la silla – rafael santi

Madonna en la silla   rafael santi

Sonriendo educada y amigablemente, esta Madonna es completamente diferente de las escritas por Rafael en su período florentino. El movimiento elegante de los personajes dentro del marco redondo le da armonía al producto, y la sutileza del manto y los colores iridiscentes muestran claramente la influencia de la pintura veneciana.

“Oh, amor… ¡Tú eres la madre de la alegría, la madre del mundo!” Exclama Rafael. “Despeja nuestros ojos con rayos para ver lo invisible…” Vio lo invisible en los ojos oscuros y pensativos de su Fornarina. Fue premiado por el

artista madonnas y santos. Fornarinu aprendemos en la “Madonna Sixtina”, obra del altar, llamada así por el monasterio para el que fue escrita.

Rafael fue llamado el maestro de las madonnas. Sus imágenes de madonnas son canciones de canciones a la maternidad; Madres terrenales, amables y felices llenas de solemnidad natural y significado edificante. Sabemos que él sacó a una de las madonas de una campesina que se encontró en la calle; otra – con su amada. Las Madonnas florentinas de Rafael son madres jóvenes hermosas, bonitas, conmovedoras y encantadoras.

Las madonas, creadas por él en Roma, es decir, en el período de plena madurez artística, adquieren otras características.

Estas ya son amantes, diosas de la bondad y la belleza, dominan con su feminidad, ennoblecen al mundo, suavizan los corazones humanos y prometen al mundo la armonía espiritual que expresan.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...