La vocación del apóstol Mateo – Miguel Ángel Merisi da Caravaggio

La vocación del apóstol Mateo   Miguel Ángel Merisi da Caravaggio

Uno de los mejores pintores de todos los tiempos, Caravaggio, es conocido por sus obras en un estilo barroco realista. A pesar de su carácter imprudente, fue un influyente artista italiano del siglo XVII que creó obras religiosas a gran escala en Roma y Nápoles. A finales del siglo XVI, Caravaggio se mudó a Roma, donde rápidamente encontró clientes, uno de los cuales fue Francesco del Monte, quien ayudó al maestro a obtener el primer gran proyecto: decorar las paredes laterales de la capilla en San Luigi.

La composición de este trabajo incluyó el llamado del apóstol Mateo, así como la inspiración y el martirio

de San Mateo. Estas obras tuvieron éxito, y las obras posteriores contribuyeron al establecimiento de la reputación del maestro, convirtiéndolo en uno de los mejores creadores de lienzos religiosos en Roma, y ​​también creando una serie de imitadores y seguidores. A pesar del estilo y el realismo únicos en las obras, algunos clérigos conservadores consideraron que varias pinturas eran vulgares, a pesar de su demanda.

El techo de la capilla fue pintado por Giuseppe Chezari, sin embargo, debido a su empleo, no pudo terminar el trabajo en toda la iglesia. Luego intervino el cardenal Del Monte, aportando el trabajo de Caravaggio.

“El llamado de Mateo” representa el momento en que Jesucristo inspiró a Mateo a seguir al Señor y convertirse en un apóstol. Esta escena ilustra un pasaje del evangelio de Mateo. Después de la llamada a “sígueme”, Matthew cumple con la solicitud. Cristo señala a Levi, un recaudador de impuestos que aparece repetidamente en las obras de esta iglesia.

Confundido e inseguro, Mateo, al ver que Cristo lo señala, responde con un gesto, como preguntando: “¿Yo?”. Los rayos de luz que iluminan a dos jóvenes crean un contraste visual entre las reacciones de estos personajes, mostrando las formas extremas de comportamiento posible en la misma situación.

El drama de la escena se encuentra en el momento capturado cuando los personajes presentes están en shock, y el propio Matthew es indeciso y completamente confundido, al contrario de Cristo, que está experimentando una certeza monumental. El autor toma prestada la estética simple de su pintura de género inicial, por lo que la imagen tiene mucho en común con el adivino y Shulers, en el que los eventos también tienen lugar en una taberna.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...