Boyarynya Morozova – Vasily Surikov

Boyarynya Morozova   Vasily Surikov

Entre los cuadros escritos por Vasily Ivanovich Surikov “Boyary Morozov”, sin duda, ocupa un lugar destacado. Por primera vez, el autor mostró una imagen en 1887 en una exposición en San Petersburgo. En ese momento, Surikov ya tenía éxito y fama, y ​​sus lienzos históricos Morning the Strelets Execution y Menshikov en Berezovo tuvieron una amplia respuesta y fueron exhibidos en la Galería Tretyakov.

El artista se dirigió a la historia de Rusia hace trescientos años, al comienzo del gobierno de la dinastía Romanov. Bajo la presión del patriarca Nikon, el zar Alexei Mikhailovich se vio obligado

a reformar la iglesia, lo que introdujo algunos cambios en los ritos de adoración. Las innovaciones causaron una tormenta de descontento entre la gente y se convirtieron en una confrontación que causó una división.

Aquellos que no obedecían los nuevos estatutos de la iglesia fueron llamados cismáticos y cruelmente perseguidos: fueron enviados al exilio, puestos en agujeros de tierra y en bodegas con ratas. Entre ellos se encontraban representantes de todas las clases, desde campesinos y artesanos hasta príncipes y boyardos. Fue el cismático quien tercamente se negó a aceptar el nuevo orden, fue la boyarina Morozova, un hombre con una fuerza espiritual inusualmente grande.

La imagen muestra los acontecimientos de noviembre de 1671. La arrestada boyar Morozov está siendo llevada al exilio, ella está encadenada, y una gran cantidad de personas salieron para escoltar a uno de los líderes de la escisión: mercaderes, artesanos, arqueros, monjes, mendigos y santos que encontraron patrocinio en la casa de Morozova. La acción se lleva a cabo en el Monasterio de Chudov, el Morozov no interrumpido, despidiéndose de todos, levantó su mano derecha con el viejo creyente de dos patas.

El sacrificio por el bien de la convicción es difícil para los días de Rusia: de eso se trata esta imagen.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...