Tristán e Isolda – John Waterhouse

Tristán e Isolda   John Waterhouse

Tristán e Isolda: los personajes legendarios del romance caballeresco medieval del siglo XII. Existen paralelismos con los motivos de la novela en las leyendas del antiguo Oriente, el antiguo, el Cáucaso, etc., pero esta leyenda llegó a la poesía de la Europa feudal en diseños celtas, con nombres celtas, con características cotidianas características. Al comparar las versiones derivadas, varios investigadores básicamente han restaurado el contenido y la construcción del “prototipo”.

Tristán, el príncipe de Loonois, se quedó huérfano y, escondido de las intrigas de

la madrastra, acudió a Tintagel, a la corte de su tío, el rey de Cornualles, Mark, quien lo crió cuidadosamente y se propuso, debido a su falta de hijos, convertirlo en su sucesor.

El joven Tristan presta un gran servicio a su nueva patria, ya que mató al gigante irlandés Morhult en combate, que se estaba llevando un tributo a Cornualles. Herido gravemente herido por el arma envenenada de Morhult, Tristan se sienta en el bote y nada al azar en busca de curación, que recibe en Irlanda de la princesa Isolda, experta en curación. Más tarde, cuando los vasallos le piden a Mark que se case con el legítimo heredero, Tristan busca voluntariamente a su novia y trae a Isolda. Pero en el camino él bebe con ella por error la bebida de amor que su madre le dio para asegurar un amor duradero entre ella y su esposo. En la nave entre Tristán e Isolda, surge una afinidad pecaminosa.

Antes de la boda, Tristan se preocupa y busca consejo para su tutor Gouvaln. Él dice que la primera noche debe apagar todas las velas y ponerlas en el rey Borgien, La criada de Isolde. Así lo hacen. El rey no adivinó la sustitución.

Tristán e Isolda están ligados por el amor tan fuerte como la vida y la muerte. Se llevan a cabo varias reuniones secretas entre ellos, pero finalmente se exponen y se condenan. Corren y vagan por un largo tiempo en el bosque. Luego Mark los perdona y devuelve a Isolda a la corte, pero le ordena a Tristan que se vaya. Muchas veces los fieles Governal y Brangyen los salvan del castigo y la muerte.

Tristán va a Gran Bretaña y allí realiza una serie de hazañas. El rey de Gran Bretaña tiene hijos Caerdin y Rivalen, y la hija de Isolde Belorukai. Una vez en un sueño, Tristán pronuncia en voz alta una declaración de amor a su Isolda.

Kaerdin confía en que Tristan habla sobre su hermana, Isolde-Belorukoy. Le cuenta esto a su padre, y con mucho gusto le da a Tristan su hija, Tristan no se atreve a negarse. Se organizó un banquete de bodas; sin embargo, fiel a sus sentimientos por el primer Isolde, Tristan no se acerca a su esposa.

Un día, Tristán fue herido por armas envenenadas y le pidió a Caerdin, el hijo del trono británico, que fuera al isoldo rubio para venir a hablar por última vez en su vida con su amada. Acordaron que si Kaerdin logra traer a Isolda, se pondrá una vela blanca en su barco, de lo contrario una vela negra. La celosa esposa de Tristán, después de haberlo comprobado, en el último momento le dice al moribundo Tristán que apareció un barco con una vela negra.

Tristán se vuelve hacia la pared y dice: “Ya no puedo restringir mi vida”. grita tres veces “¡Isolda, querido!” y muere. Isolda desembarca, se encuentra junto al cuerpo de Tristán y muere de pena por su amada.

Están enterrados en dos tumbas vecinas a ambos lados del ábside del templo en Tintagel, y el endrino negro, fuerte y fragante con flores, se derrama sobre la capilla durante la noche y va a la tumba de Isolda. Tres veces los arbustos espinosos son cortados por la gente del pueblo y crece tres veces. Posteriormente, King Mark se entera de este milagro y prohíbe siempre cortar espinas.

El rey Mark quería mantener a Gouvernal y Brangyene con él, pero ellos no querían quedarse. Gouvernal se convirtió en el rey de Loonua, cuyo sucesor fue Tristán, y Brangyen, su esposa y reina.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...