Sanando al Hijo enojado – Tiziano Vechelio

Sanando al Hijo enojado   Tiziano Vechelio

Scuola del Santo en Padua, la casa donde se reunía la hermandad de San Antonio, estaba en el borde de la plaza frente a la iglesia, en la que estaba enterrado el famoso santo franciscano.

En 1510-11, Tiziano, quien trabajó junto a otros pintores, decoró dos paredes en el salón de recepción superior con frescos que representan milagros de la vida del santo. Pintó tres escenas de la vida de San Antonio de Padua. Son las primeras obras de Tiziano, que se pueden fechar definitivamente y que aún existen en su totalidad.

Una de las escenas de Tiziano representa la curación

de un hijo iracundo. San Antonio, volvió a unir la pierna del joven, quien la cortó en un destello de fuerte ira, porque le causó dolor a su madre. A pesar de la dificultad de trabajar en los frescos, que requerían una gran velocidad por parte del artista, Tiziano logró pintar paisajes magníficos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)