Retrato de Georgiana, duquesa de Devonshire – Thomas Gainsborough

Retrato de Georgiana, duquesa de Devonshire   Thomas Gainsborough

En la era del reinado de la reina Victoria en Londres, vivió un tal Adam Worth, un ladrón, un ladrón, pero un hombre imponente y un romántico incorregible. En la presentación de Worth había un equipo bien organizado de pequeños gangsters, con la ayuda de la cual el propietario se enriquecía cada día. Una tarde de mayo de 1876, Adam Worth y sus dos cómplices penetraron por la ventana hasta la galería de Thomas Agnew en Old Old Bond Street en Londres y sacaron el famoso retrato de Georgiana, duquesa de Devonshire, de Thomas Gainsborough.

La encantadora Georgiana

era, por cierto, una tía tatarabuela de la princesa Diana y una dama de moral bastante libre. El retrato en el momento del robo ya se había vendido en una subasta, simplemente no tenían tiempo para enviarlo al nuevo propietario. Vale la pena cortar el lienzo de la imagen, enrollarlo con gracia en un tubo y fue así.

Pero Georgiana jugó una broma con el ladrón.

Adam Worth quiso intercambiar la pintura de Gainsborough por la liberación de su hermano menor de la prisión, pero sucedió que fue liberado poco después de que la pintura fuera robada sin ninguna participación de Worth. Mirando el retrato, Worth… se enamoró de la bella Georgiana y durante muchos años no se separó de su imagen: incluso durmió, poniendo el retrato debajo de la cama. Sólo en 1901, muriendo por falta de dinero, Adam Worth decidió devolver a la “amada” a su legítimo propietario y murió un año después.

Todos los que conocieron a Worth, sin duda: no sufrió separación de Georgiana.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...