Retrato de Boniface Amerbach – Hans Holbein

Retrato de Boniface Amerbach   Hans Holbein

Hans Holbein el Joven es el más armonioso entre los artistas alemanes del Renacimiento. Estudió en Augsburgo, en el taller de su padre. En 1515, Holbein se mudó a Basilea, donde inmediatamente cayó en la órbita de las corrientes espirituales avanzadas.

El trabajo de Holbein es multifacético: pinta retratos, trabaja en la ilustración de libros, imágenes de altares.

En todo, independientemente de lo que toque la mano del maestro, la integridad de la naturaleza, el espíritu tranquilo y claro y la autoconfianza interior siempre afectan. Holbein trajo los retratos de

mayor fama. Entre los grandes pintores de retratos del mundo, Holbein se puede clasificar como los observadores más objetivos, reproduciéndose con una precisión incomprensible, siguiendo las características físicas del exterior, toda la identidad de la personalidad y su composición espiritual.

El retrato del humanista Boniface Amerbach, amigo de Erasmo de Rotterdam, hijo de la editorial, es uno de los primeros trabajos realizados por Holbein directamente después de un viaje a Italia, donde. Al entrar en contacto con las ideas del humanismo italiano, se estableció aún más firmemente en la conciencia del alto propósito del artista-creador.

Esta idea fue expresada por el maestro en la inscripción latina representada en el retrato, en el elocuente lenguaje de su tiempo, alabando no solo al modelo, sino también al creador del retrato. La imagen es pequeña en tamaño, pero la decisión artística e imaginativa le da una monumentalidad. Las características de Amerbach son estrictas y nobles.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...