Puente sobre el Sena en Anyer – Vincent van Gogh

Puente sobre el Sena en Anyer   Vincent van Gogh

Van Gogh pintó este cuadro en 1887. Captura uno de los puentes del Sena, que inspiró al artista durante su estancia en París. Los puentes fueron un motivo frecuente en las obras de paisaje de Van Gogh.

Pero en esta imagen, el artista se centró no en la estructura en sí, sino en el juego de sombras increíblemente brillantes, que adquieren una intensidad sin precedentes bajo el sol abrasador del verano.

Todo el cuadro se sostiene en los colores más intensos, creando una atmósfera de alegría y admiración por la naturaleza soleada. El plan distante se funde a la

luz del sol que alberga, el puente e incluso, parece, el cielo mismo. Las nubes cirros parecen brillar desde el sol, dando al cielo una profundidad.

Ocupa la mayor parte del cuadro, y el horizonte y el puente que se extienden parecen disolverse en él.

En la parte de la sombra del paisaje, el color tampoco pierde su intensidad. Van Gogh lo lleva al máximo, representando los ardientes ladrillos rojos del puente, el agua y la estructura misma del puente, que refleja los colores brillantes de los objetos circundantes. Pequeños trazos coloridos de colores contrastantes crean la ilusión de parpadeo, lo que hace que el paisaje sea aún más soleado y saturado.

Los colores brillantes del verano, con los que se llena el motivo soleado, transmiten el ánimo de optimismo, brillantes esperanzas y alegría.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...