Pigmalión y Galatea – Francois Boucher

Pigmalión y Galatea   Francois Boucher

Las obras de Francois Boucher fueron muy valoradas en Rusia por numerosos amantes del arte. Fue invitado repetidamente a San Petersburgo, donde pudo convertirse en profesor en la Academia de Artes. El largo viaje y el país desconocido asustaron al artista mimado.

Pero un día, Bush vaciló: la complicación de las relaciones con sus colegas de París lo obligó a pensar en mudarse a Rusia. Para ganarse a la emperatriz y las autoridades académicas, en 1766 donó a la Academia de San Petersburgo un gran cuadro decorativo “Pigmalión y Galatea” destinado a instalarse en una

pared o techo. Le encomendó a Etienne Falconet que la llevara a San Petersburgo, que se dirigía a Rusia para completar el monumento a Pedro I.

Dar fue aceptado amablemente, pero reconciliado con sus enemigos, Bush no vino a Petersburgo. La pintura hasta 1922 estuvo en la Academia de las Artes, luego fue trasladada al Hermitage. La trama de la obra está tomada de las Metamorfosis de Ovidio. En sus poemas se cuenta sobre el escultor Pygmalion, quien esculpió a una hermosa niña de mármol y se enamoró de ella.

Venus, atendiendo a las súplicas de Pygmalion, dio vida a la estatua que creó. El momento de la aparición de la diosa rodeada y el renacimiento de Galatea representa a Bush.

El primer plano de la pintura, el escultor y su obra están escritos de manera brillante y material. Pero se siente el deseo del artista de revelar el segundo plan, “irreal”: el taller estaba lleno de nubes plateadas en las profundidades; En ellos se sienta casi transparente, sobrenatural Venus. Mármol Galatea comienza a revivir.

Su rostro se vuelve rosado, su rigidez está desapareciendo, sus manos están a punto de temblar… El artista cuenta el antiguo mito con la elegancia y el manierismo característicos de un francés del siglo XVIII.

Bush, quien usualmente escribió fácil y rápidamente sus lienzos, aparentemente diseñó cuidadosamente la composición de este trabajo. Se sabe que en la venta de la propiedad del artista, que tuvo lugar después de su muerte, apareció un boceto preparatorio de “Pigmalión” hecho por grisailles. La pintura de Boucher, con su trama característica, el color y la interpretación de las imágenes, da una idea maravillosa de la pintura decorativa de estilo rococó.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...