El juicio final, Polyptych – Rogier van der Weyden

El juicio final, Polyptych   Rogier van der Weyden

Este políptico todavía se encuentra en el edificio para el que Rogier van der Weyden lo escribió, a saber, en el refugio para el pobre Hotel Dieu en Beaune, cerca de Dijon. No se nos ha llegado ningún documento que pueda arrojar luz sobre la historia de la creación de este magnífico y formidable retablo. La primera mención se remonta a 1501.

Solo se puede suponer que Rogir comenzó a trabajar en la pintura poco después de la fundación del refugio, y terminó en el momento de la consagración de la iglesia del refugio, es decir, en 1451.

El fundador del orfanato

de Hotel-Dieu fue Nicholas Rolin, el canciller fabulosamente rico de Borgoña, cuyo retrato brillantemente ejecutado podemos ver en la foto de Jan van Eyck “Madonna Chancellor Rohlen”. En el políptico “El juicio final”, el retrato de Rolen también está presente, pero en el reverso de uno de los nueve paneles. Volvamos, sin embargo, al lado interior del retablo.

En el centro de la composición, en el panel más grande, está Cristo en la gloria. Justo debajo, el arcángel Miguel, pesando las almas de los muertos.

La Virgen María, la intercesora de la raza humana, rogando humildemente a su Hijo que perdone a la gente por sus pecados, se arrodilló ante el derecho de Cristo. Tanto Cristo como los santos que lo rodean están sentados sobre nubes de fuego, bajo las cuales se encuentra la tierra quemada y muerta que ha terminado con su existencia. Cielo gris plomo, que se extiende hacia el horizonte, por un lado iluminado por un resplandor de fuego del infierno.

Allí, al infierno, vamos, sollozando, pecadores impenitentes. En la dirección opuesta, sin dejar de alabar al Señor, los justos son enviados.

El ángel se encuentra con ellos a las puertas de la Nueva Jerusalén, humilde y en paz. En términos de escala y coraje de la idea del políptico “Juicio Final”, puede compararse con el famoso “Altar de Gante” de Jan van Eyck, y no hay duda de que Rogier se guió por este trabajo de su gran predecesor.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...