Con un diploma – Vasily Maximov

Con un diploma   Vasily Maximov

¿Qué se requería de la niña en el siglo XIX? Para ser humildes, para tener buenos modales y un mínimo de conocimientos adquiridos de los hourians contratados para la educación en casa. El deseo de una niña de obtener una educación formal real en una institución educativa a menudo se consideraba felicidad y pura tontería.

Pero la familia representada en la foto de Maximov “¡Con un diploma!”, Considerado lo contrario. Los padres decidieron darle una educación a su hija y ahora el graduado ha regresado a casa.

Habitación luminosa y soleada. La decoración de la habitación

no es rica: el mobiliario está desgastado, no se ven decoraciones especiales. Lo más probable, aquí vive una familia con ingresos modestos. La niña acaba de llegar a su familia, esto es lo que dice el desastre reinante en la sala.

Las cosas yacen aquí y allá: una caja con sombreros está sobre la mesa, una maleta abierta se deja en el suelo. Las cosas que se habían sacado de él estaban dispersas al azar: la hija debía haber buscado un diploma con impaciencia para mostrarle a su madre.

Entre todo esto, en el centro de la imagen, la niña misma. Justo ayer, estudió mucho y hoy, con lágrimas de alegría en los ojos, le muestra a su madre el preciado diploma recibido. En el graduado, un simple vestido gris oscuro de estudiante, su sombrero femenino con flores permaneció cerca de la mesa de café. Ella está de rodillas, con las manos en el regazo de su madre.

Su cara enrojecida brilla con orgullo, alegría y alegría de una reunión tan esperada: cuánto tiempo no estuvo en casa, cuánto extrañaba a su familia.

La madre de la niña está sentada en una silla, media vuelta para el espectador. En manos de una mujer que sostenía un papel, hablaba de la diligencia con que estudiaba su hija y de los progresos que había logrado en sus estudios. Cerca de sus ojos, empujó su semen arriba, entrecerrando los ojos y mirando atentamente lo que estaba escrito para poder ver todo con cuidado.

Desde el orgullo por el graduado, ella brilla intensamente como un rubor juvenil. Un poco más, y ella misma llorará de alegría, abrazando suavemente y abrazando a su querida hija.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...