Chico con un perro – Bartolome Esteban Murillo

Chico con un perro   Bartolome Esteban Murillo

El pintor más grande de la escuela de arte española de la segunda mitad del siglo XVII.- Bartolomé Esteban Murillo.

Murillo comenzó temprano a estudiar pintura. Su primer maestro, Juan de Castillo, buscó transmitir a Esteban su admiración por el arte italiano, enseñándole formas y formas de expresión ya congeladas. Pero Murillo logró comprender que solo lo que viene de la vida es maravilloso.

En el arte de Murillo, quien se mantuvo fiel a las tradiciones del realismo, ya no existe, sin embargo, la dura moderación y la fuerza espiritual que distinguieron el trabajo

de sus grandes predecesores. Murillo al lirismo suave, a las imágenes gráciles y contemplativas. Su arte se siente atraído por la intimidad del humor, la sinceridad y la calidez de los sentimientos, pero en la obra del maestro en su conjunto se encuentra un ligero toque de idealización.

Como todos los artistas españoles de la época, Murillo pintó principalmente pinturas sobre temas religiosos. Pero esto no le impidió mostrar con sinceridad la vida de los pobres españoles en los mismos lienzos, sus madonas fueron copiadas de mujeres comunes de sevilla, el artista transmitió muchos temas religiosos como escenas cotidianas. Siempre encontraba a sus héroes en las calles de su ciudad natal.

Murillo fue famoso entre los contemporáneos como una persona benévola. Sus lienzos también están impregnados suavemente. En las Cartas sobre España, escritas en el siglo pasado por el escritor e historiador de arte ruso V. P. Botkin, se puede encontrar una característica tan expresiva de la pintura de Murillo: “En el resplandor de la luz, en la oscuridad transparente de las sombras de Murillo, respira una especie de vida poética transformada. Para este particular, solo por él, la incertidumbre de los contornos que se funden con el aire, y la armonía antiestética de los colores es un verdadero encanto “.

Murillo gozaba de amor y respeto universal. Fue reconocido como el mejor pintor de la ciudad. Junto con amigos y personas afines, el artista fundó la Academia en Sevilla, en la que jóvenes pintores y escultores pudieron estudiar cuidadosamente la naturaleza y los métodos de su transmisión en pinturas, mármol y bronce.

En el legado del artista hay escenas de género de la vida popular, que llevó a cabo durante toda su vida imágenes de los pequeños habitantes de las calles de Sevilla. En numerosas pinturas, los vemos comprometidos en sus actividades diarias. Sus nombres hablan por sí mismos: “Pequeños comerciantes”, “Dados”, “Pobre Negro”, etc.

Tal es la foto “Chico con un perro”. Para el género doméstico español se caracteriza por una composición de grandes figuras, la falta de trama de acción. El niño se muestra con precisión y con amor.

La imagen del niño español del lejano siglo XVII es cercana y comprensible para todos por su verdad viviente.

Murillo no embellece la naturaleza, pero aún en la imagen se toma una nota de sentimentalismo. Alguna sequedad de ejecución habla de un estilo de artista antiguo.

En el Museo Estatal de Bellas Artes. A. S. Pushkin es una foto de la sala de vapor “Chica con fruta”.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...